lunes, 12 de diciembre de 2011



Aveces odio a todo el mundo, sobre todo a mi misma. 
Hay veces que no puedo parar de llorar. Lloro por todo y por nada, por esto y aquello, no puedo escuchar música, no puedo leer ni ver la tv. Y no hay otra cosa que pueda hacer mas que llorar... y luego estoy tan cansada de llorar, que lo único que quiero es dormir, pero no puedo dormir. 
Y si logro dormirme, siempre despierto asustada. 
Aveces no recuerdo lo que sueño, y así es mejor, porque cuando recuerdo los sueños, siempre son malos. Así que prefiero no recordarlos.
Intento no preocuparme tanto, como lo hacia antes.
Puede que haya personas que tienen días buenos y malos. Es normal. Pero hay personas que tienen mas días malos que buenos... y está bien. 
Solo tienes que intentar disfrutar de los días buenos.