jueves, 3 de octubre de 2013

Procrastinación mode on


"Conocí a un viejo amigo por primera vez esta noche, y por un amigo el era muy bueno besando"


Quién reconozca esa frase, sabrá a que me refiero. Si no... en tu próxima vida lo entenderás.

Yo que intento ir por el buen camino y mis amigas que me llevan por el malo. Aunque no puedo culparlas si yo voy encantada por el camino de la perdición. Me hace tan bien hablar con ellas, porque me doy cuenta de lo cínica que puedo llegar a ser. Digo tal cosa porque quiero que sea así, pero no reconozco en mi interior que es mentira. Que manía tenemos las personas con mentirnos a nosotros mismos, poner miedos o excusas donde no las hay con tal de acojonarnos. Somos todos unos profesionales a la hora de sabotear nuestro propio esfuerzo. Ni siquiera necesitamos ayuda externa.
Así que, a la mierda todo. Así de fácil. Voy a borrar de mi vida el "debería". Ese maldito "debería" Es un cockbloquer. Nunca mejor dicho! La de cosas que podría haber hecho en mi vida si tan sólo no hubiera llegado a mi mente el "No debería". El "no debería" porque así lo dice la sociedad, el "no debería" por el que van a decir o pensar de mi. Y? Me importa una mierda. Se que antes lo he dicho, pero es difícil que deje de importar lo que piensen los demás de ti. O era. Ahora ya no. Hizo falta que realmente decepcionara a todos para que el miedo a decepcionar se perdiera.
No puedo cambiar el pasado, pero puedo hacer un futuro increíble. 
A veces me asusto de lo inteligente y teatrera que puedo llegar a ser. Es fascinante. ¿Así me ven los demás? ¿O ven lo que ellos quieren ver? De pobre-niñita-adorable-que-su-única-afición-es-acariciar-al-gato. Nadie es más ciego que el que no quiere ver.

En mi estado de procrastinación permanente he estado pasando el tiempo leyendo foros y blogs sobre remedios naturales para cosas tan comunes como dolor de cabeza o más rebuscado: dolor menstrual.

Y así llegue al tema desconocido por muchas personas (incluyéndome) de los beneficios pero sobre todo de los riesgos que conllevan las pastillas u otros métodos anticonceptivos.
Si bien está más que asegurado que nos protegen del cáncer de ovarios, al mismo tiempo aumenta el riesgo de padecer cáncer de seno o cáncer de cuello uterino.

Es de locos. Se supone que son remedios que nos hacen bien, ¿porque causan enfermedades?.

Yo fui al doctor de coños hace menos de un año por los dolores mentruales. Busqué una doctora. Me negaba a ir donde un doctor. Así que ahí estaba yo, respondiendo cosas sobre mi vida sexual (JÁ!), enfermedades, la historia medica de las mujeres de mi familia y poco más. No es que me emocionara la idea de empezar a tomar hormonas, pero bueno, realmente era necesario. Así que así estuve unos meses, hasta que la querida regla me llegó en plan Thor, golpeando y jodiendo por todos lados, dolores increíbles que me hicieron quedar en cama. Y yo digo: ¿No se suponía que estas pequeñas pastillitas (bastante caras) iban a ayudarme en evitar esto? Se suponía. Así que me rebelé y dejé de tomarlas. Si vale, puede que tenga que volver a la doctora de coños, pero aún así, voy a ir por el método natural.

Para quién esté pensando en que las pastillas no son solo para regular la regla y los dolores, sino que mucho más para protegerte de posibles embarazos, tampoco es que sea gran tema para mi.
Tendría que venir el espíritu santo a darme como bombo en fiesta para que quede pregnant y aún así no pasaría. Así que no me preocupo.
Tengo pensado pasar un largo tiempo preparándome para el noviciado. Vale, es coña. Quien me conozca sabe que es imposible para mi ser monja. Pero hablo en serio cuando digo que tengo planeado un largo tiempo de sequía. 
Seré como esa canción de Pink: U + Ur Hand. ¿Eso sonó muy mal? Bueno, lo siento. Ya saben como soy.

Realmente odio tener que tomar pastillas. He pasado la mayor parte de mi vida tomando pastillas y llevo casi 3 meses sin tomar nada. Vale, puede que haya tomado alguna pastilla milagrosa después de subir el Cerro San Cristóbal y al otro día tener agujetas por todas partes. Sobre todo en las caderas y muslos. Ni que hubiera subido y bajado el cerro de culo. 

Así que después de dudar sobre las pastillas y buscar opciones más naturales, encontré varias cosas interesantes: La copa y las infusiones naturales para el dolor.
Lo de la copa aun no me convence mucho. Pero si que me voy más por el camino de las cosas naturales, infusiones y esas cosas.

No es de paranoica, pero las empresas farmacéuticas son puro cuento. No soy yo quién dice que sacan virus para enfermar a la población y luego ellos mismos dan la cura. Es algo que todos saben, pero nadie hace nada. Por un amigo supe de las cosas naturales hasta para el dolor de cabeza u otros dolores que puedes evitar o quitar con una infusión.
Puede que me haya echo tan anti-pastillas por mi familia. Juro que me trauman. Es decir ¿para que voy a beber, si en mi familia ya tenemos suficientes alcohólicos? hum? ¿Para que voy a fumar si en mi casa fuman como chimenea y me dan dolores de cabeza? Sólo con sentir el olor a tabaco me enferman. Y ver que los viejos siempre tienen que estar tomando pastillas para esto y lo otro, me siento re mal. Porque.. bueno, durante una época tomaba MUCHAS PASTILLAS. Demasiadas. Para ser alguien menor de 20 años no era normal.
Puede que las pastillas enfermen más que la misma enfermedad. Y en todo caso ¿De donde vienen tantos achaques? No sé muy bien que he echo estos últimos meses pero estoy como una lechuga. 
Bueno, tampoco es que pueda hacerme pasar por la mujer más sana del mundo. Hizo falta pasar en cama más de una semana sin poder hablar, ni moverme ni nada, para darme cuenta que tenía que hacer un cambio. Un gran cambio. Y lo hice y funcionó.
Ahora a seguir con mis próximos cambios. Muchísimo más emocionantes.
Como estoy a meses de empezar mi nueva vida, ésta es la oportunidad para hacer las cosas bien. No, empezar de nuevo no. No me gusta esa expresión. No necesito hacer las cosas de nuevo, creo más en hacer las cosas bien, sobre lo que he aprendido.
Siempre he sido muy anti: anti-gilipollas, anti-machismo, anti-hacerloquejefesyprofesoresmedigan, anti-moda, anti-etiquetas y así muchos más.
Puede que todo sea el resultado de mi grado de feminismo. ¿Es posible ser más feminista que yo? Noto que la gente se aburre de mis mierdas revolucionarias. Prefieren seguir viviendo en Matrix con sus telenovelas.

Puede que se pregunten a que viene tanta euforia después de estar tan pajera y aburrida los últimos meses. Bueno, el tomar una decisión después de tanto tiempo de pensarla motiva bastante. Y así es como estoy ahora mismo. Motivada en extremo. Así como ultra risueña, amando la vida y esperando que termine el año.

Estuve hablando con Silvia sobre temas tan delicados y trascendentes como el sexo. Ella me hace adicta. A ese tema, no al sexo. Yo a eso no soy adicta, ya ni siquiera recuerdo como era.

Hablar de sexo me recuerda al siguiente chiste:

—Tú en el sexo cómo te describirías ¿cómo un delantero o en plan defensa? —¿Yo? No convocado.

Bien, chistes malos aparte, ha vuelto mi mojo(sólo los fans de Austin Powers pueden entender eso). Mi estupidez invernal me hizo dejarlo de lado, pero ha vuelto. Y... tengo formas interesantes de reavivarlo. Estuve un tiempo decaída porque pensé que lo había perdido, pero creo que el problema es que no supe donde buscarlo. 
No es que lo haya encontrado, pero si tengo nuevos sitios donde explorar y buenas ideas. Para algo que sirva mi imaginación tan vivaz. 

Hace bien tener el futuro y el mundo a tus pies, saber que no estás sola en este mundo de locos y mejor aún, saber que hay personas como tu y más emocionante, hay personas para ti, ahí afuera. Sólo hace falta que sepas reconocer a los verdaderos de los transitorios.

P.D.1: A quién se pregunte a que se debe tanto aburrimiento (me descargué un pack de 244 libros de espiritismo, ocultismo y más mierdas raras. A ver si estos días lo reviso y encuentro algo interesante.) y procrastinación en estos meses cruciales para dar la PSU, puede que sea porque tengo otros planes. Me gusta ir al preu, disfruto de todas las clases, de los profesores y de mis compañeros. Y ya lo estoy pagando así que no dejaré de ir. De todos modos me va a servir. Sigo con la idea de dar la PSU, pero más que nada para ver mis conocimientos. No es que me vaya a servir de todos modos.

P.D.2: ¿Saben lo entretenido que es pasar toda una tarde discutiendo en Goodreads sobre libros malos? Amo esa página. Les envié la biblia a las pobres niñas sobre como el foro se ha vuelto todo temática sexosa y nada bueno. Y no gustó. Eso de que te atacan por todas partes, dicen que tu dijiste tal cosa que realmente nunca dijiste. Fue genial. Me sentí como en el colegio otra vez. Teniendo mi propia opinión y todos en mi contra porque no iba de acuerdo al pensamiento general. Fue lindo. Acordarme del bullying por tener opinión propia. Ains.. que recuerdos.

P.D.3: El otro día en clase de Lenguaje: Texto de Romeo y Julieta. Uggh! Deslike infinito. Mi compañero me ve poner caras raras y me pregunta si me gusta. Supongo que mi mirada de odio le dio a entender que por el contrario, odio Romeo y Julieta. Pero al mismo tiempo, no sé como ni porque, me encontré a mi misma recitando de memoria la escena del balcón. Shame on me!! El lo disfrutó y me molestó toda la siguiente hora.
Culpo a mi profesora de Castellano de 3° por hacerme actuar esa escena y aprenderla de memoria. Es la única parte del libro que me gusta. Aparte porque es una buena escena donde ese par de idiotas expresan sus cursis sentimientos y hablan de la vida. Así como profundamente.