miércoles, 31 de diciembre de 2014

This is the last time....


Hoy es el último día del año y tengo ésta sensación de nostalgia de que debí hacer más cosas  o que debí ser más paciente, o hacer las cosas de otra forma, pero la realidad es que estoy bastante contenta conmigo misma. He logrado muchas cosas este año y cada día sigo aprendiendo.

No todo es perfecto, pero estoy llegando a ese estado de amar mi imperfección.


Cómo es costumbre, he hecho una lista con las mejores lecturas de éste año. Freak de mi, lo sé. Pero éstas son las cosas que me gustan, las cosas por las cuales me preocupo y aprendo.


Asi que, con nostalgia y todo, despido éste año lleno de grandes momentos y personas increíbles y espero con ansias el 2015. Tengo demasiados planes, demasiadas expectativas y anhelos, no puedo esperar!



Mis libros favoritos del 2014




No recuerdo la última vez que estuve tan enganchada a algún libro o saga.
Empecé a leer Lovely Vicious en Mayo cuando una de las personas más geniales del mundo entero (Mi querida amiga Sandra) me lo mandó y me dijo que lo leyera. Y así lo hice. Leí el primero en dos noches (me quedé leyendo desde que llegué de trabajar hasta las 5 de la mañana, para dormir un par de horas e irme a trabajar again). 
Realmente estaba obsesionada con el libro. 
Y así fue como en dos días terminé de leer Lovely Vicious y unos días después al fin encontré Savage Delight, pero en inglés. Me preocupé porque eran muchas páginas y no me creía capaz de leer un libro completamente en inglés. Pero fui capaz. Y lo leí en 3 días. 


Está de más decir que amé la historia. Sufrí muchísimo pero me encantó. Y luego vino la dolorosa espera para el tercero, más lo que tardó Sara Wolf en publicarlo (un par de semanas más tarde de lo que había anunciado) pero al fin llegó el día, en que lo pude descargar y empezar a leer.

Y así fue como en dos días terminé de leer Lovely Vicious y unos días después al fin encontré Savage Delight, pero en inglés. Me preocupé porque eran muchas páginas y no me creía capaz de leer un libro completamente en inglés. Pero fui capaz. Y lo leí en 3 días. Y amé la historia. Sufrí muchísimo pero me encantó. Y luego vino la dolorosa espera para el tercero... más lo que tardó Sara Wolf en publicarlo (un par de semanas más tarde de lo que había anunciado) pero al fin llegó el día, en que lo pude descargar y empezar a leer.

He pensado mucho el por qué de que ésta historia llegara tan profundo dentro de mi (y de otras personas), por qué nos sentimos tan identificadas con Isis sin necesidad de ir pasando por lo mismo que ella, y creo que llegué a la conclusión de que todos en la vida hemos tenido algún "Sin Nombre" que nos destrozó un poco por dentro, que nos hizo algún comentario, nos rompió el corazón, hizo promesas que no cumplió o simplemente, puede que no fuera un "Sin nombre", si no tal vez alguien importante para nosotr@s que nos defraudó y nos hizo sentir que no valíamos nada.
Y eso, damas y caballeros, es uno de los dolores que llevamos más escondidos, es una de las cosas que nos marca de por vida, que aun con todo el amor de amigos, parejas, familiares... siempre nos va a perseguir. Siempre será aquella sombra que nos persiga y nos recuerde que durante un instante, un segundo, una época de nuestra vida, pensamos que no eramos nada. Que no valíamos la pena, que nadie nos querría.
Puede que a Isis le costara tres libros llegar a la conclusión y dejar atrás todo lo malo que le pasó, aceptarse a si misma tal como es y decidir ser feliz.
No importa cuanto haya tardado, lo importante es que lo logró. Y eso es decir. Por que hay personas que nunca lo logran, que siguen en el circulo vicioso toda la vida.

Ésta historia me enseño muchísimo, y estaré eternamente agradecida.

Siempre que piense en ésta historia, la recordaré con una sonrisa. Porque a pesar de todo el sufrimiento y los cliffhanger, es una historia de superación, de amistad, y de aprender a amarse a si mismo. De alejarse de aquellos que nos hagan daño y sólo preocuparse en ser feliz. Ni más ni menos.



Leí Paper Towns un día sábado aburrido. Un día sábado sin internet, en cama, resfriada a muerte y sin ganas de nada.
Y lo amé. No era para nada lo que esperaba. Había prolongado durante mucho tiempo leer cualquier historia de John Green después de Bajo la misma estrella.
Después de leer y amar tanto a Gus y Hazel,  tenía miedo de pensar en leer otra historia suya teniendo las expectativas tan altas y no sería capaz de disfrutar de la historia, pero lo hice.
Me agrada mucho leer historias con protagonistas masculinos. Lo encuentro refrescante e interesante. Y Quentin me gustó mucho. Todos somos un poco como el, y un poco como Margo. Todos queremos ser parte de la vida de esa persona enigmática y genial que se ha cruzado alguna vez en nuestro camino y no nos damos cuenta de que sólo es una persona, sin todas las etiquetas que le ponemos. Ese es el problema con la humanidad hoy en día. El problema con ponerle etiquetas a todo. Sin dar tiempo a disfrutar y celebrar el hecho de que son humanos.
Para completar la historia, John Green hace mención al increíble Walt Whitman y ya me ganó por siempre. A parte de todo el tema ese sobre las ciudades de papel, de las que no tenia ni idea de que existieran.
En fin, no son Gus ni Hazel ni Isaac, pero son estos otros jóvenes: Quentin, Margo, Ben, Lacey, Radar; intentando encontrar su sitio en el mundo, entender a los demás, entenderse a si mismos y aprender a disfrutar de los pequeños momentos y de las personas que nos rodean.




Ésta fue una lectura suave y tierna. Cada libro y cada pareja: Anna y Etienne, Lola y Cricket y Isla y Josh.
Cada libro toca temas diferentes pero sin salirse del estilo de Stephanie Perkins.
Realmente el que más me gustó fue el primer libro, Anna and the french kiss. Que esperan? Es PARIS! Y me encantó los recorridos por parís, los tours, las pequeñas librerias, etc etc.
Lola and the boy next door fue entretenido y gracioso pero Isla and the Happily ever after fue de crecer, de aprender y llorar a mares.



Básicamente mi reacción a We were liars fue: SANTA MIERDA, NADIE ME PREPARÓ PARA ESTO!
Really. Nunca supe hacia donde iba la historia, fue completamente desgarrador el final y lloré a mares. 
Fue una buena lectura, con mucho misterio y con ese final que te deja con la boca abierta y tienes que volver a leer casi la mitad del libro para ver si en algún momento te perdiste de algo o es que el libro fue echo para hacerte mierda y dejarte sangrando con el final. No recuerdo haber llorado tanto con algún otro libro.
Mis queridos mentirosos.
Mirren, Johnny, Gat y Cady.





!!MY EMOTIONS!!
Quería leer éste libro desde que supe de su existencia y ayer lo empecé y MY GAD!
Cada vez que piense en ésta historia, en Glory, Darla, Roy, Ellie y Peter y los patos y las gallinas y todo sobre este libro lloraré como un bebé.
Es uno de mis libros favoritos hasta el momento. No hay palabras para expresar lo mucho que lo amé, lo mucho que me llegó.

Es el primer libro de A.S. King que leo, y ahora buscaré los otros para leerlos también.

Creo que todos tenemos esta cosa con el futuro. O estamos aterrados o ansiosos, pero sea cuál sea nuestra idea del futuro, todos estamos igual: no sabemos que nos deparará.
Y éste libro, con su loca idea... me marcó.
A pesar de que en un principio no entendía muchas cosas, tuve que releer varios capítulos porque no sabía si había leído mal o si no había entendido bien. Mucho tuvo que ver el hecho de que lo leí en inglés, pero luego me dí cuenta de la locura de historia que era y me empecé a acostumbrar.
Éste libro da esperanza. Te enseña que no importa lo que haya pasado en el pasado, lo que vaya a pasar en el futuro, tu eres tú, y estás aquí y ahora y llegaste a este mundo para hacer algo, para ser alguien, para dar algo a los demás, y aunque aún no sepas muy bien cuál es tu misión en la vida... algún día lo sabrás.

Me sentí identificada con muchísimas cosas:
La forma en que veo a mi al rededor, a mis amigas, a mi familia.
La forma en que veo el mundo, la locura de sociedad y el feminismo.
La forma en que veo mi futuro, mis sueños, mis anhelos.


P.d: El hecho de que le escribiera a la escritora y que me respondiera me hizo apreciarla más aún!