viernes, 11 de septiembre de 2009

Mi Vida sin mí

Esta mañana he visto la película. Hace tiempo que quería verla porque tenía la impresión de que me gustaría, pero fue mucho más que eso. Es una de las películas más hermosas que he visto en mi vida. No hay muchas de este estilo. Ahora todas son de guerras, de buenos contra malos, maldad, frivolidad, películas que después de terminar de verlas te das cuenta que no te han dejado nada de lo que aprender. Pero ahora nadie parece hacer películas de amor. No, no me refiero a la típica película que nada más empezar a verla, sabes que terminará con un “Y vivieron felices”. Porque eso es mentira. La vida es difícil, es complicada, es dolorosa. No pueden siempre poner finales felices.

Por eso me gustó tanto esta película, porque es tremendamente realista. No hay personajes buenos o malos, solo personas, personas que aman, que sufren, que pierden a seres queridos, que intentan seguir adelante. También están aquellas personas que solo quieren darle alguna buena razón a sus seres queridos, para que los recuerden. Que recuerden el amor, el cariño, el compañerismo, la amistad. Todos sabemos que la vida no es fácil y mucho menos feliz. Pero esta en cada uno de nosotros hacer que sea feliz. Hacer que los demás lleven una vida feliz y completa junto a nosotros.

Por eso, les digo que si algún día quieren ver una película de verdad, aquí tienen la oportunidad de ver una película dolorosa, realista, honesta y sobre todo muy humana y personal.

Me gusto mucho eso de que, aunque la película esta grabada en Vancouver (Canadá) y el idioma es ingles, la directora supo poner cosas en español, como música, algunos personajes nombrando chile o argentina, hasta un personaje de Segovia.

Sinopsis:

Ann tiene 23 años, dos hijas, un marido desempleado, una madre que odia al mundo, un padre que lleva 10 años en la cárcel, un trabajo como limpiadora nocturna en una universidad a la que nunca podrá asistir durante el día... Vive en una caravana en el jardín de su madre, a las afueras de Vancouver. Esta existencia gris cambia completamente tras el diagnóstico medico de que padecía cancer y que, ya avanzado como estaba, le daría solo un poco tiempo de vida. A partir de allí, paradójicamente, Ann descubre el placer de vivir, guiada por un impulso vital: completar una lista de "cosas por hacer antes de morir".

“Rezas para que esta sea tú vida sin ti.
Rezas para que las niñas quieran a esta mujer que se llama como tú y para que tu marido acabe por quererla.
Para que vivan en la casa de al lado y las niñas usen el remolque para jugar a las muñecas y apenas recuerden a su madre que dormía de día y las llevaba de viaje en canoa.
Rezas para que tengan momentos de felicidad tan intensos que cualquier pena parezca pequeña a su lado.
Rezas a no sabes qué ni a quién, pero rezas, y no sientes nostalgia por la vida que no tendrás, porque para entonces habrás muerto, y los muertos no sienten nada.
Ni siquiera nostalgia.



P.D: No puedo esperar para ver más peliculas de Isabel Coixet

1 comentarios:

Miryam_Black dijo...

Gemela !! Llevo tiempo queriendo ver la película, pero nunca me he animado a bajármela. Pero, leyendo lo que te ha parecido ( sabiendo lo que nos parecemos ) y leyendo la sinopsis, me he dado cuenta de que TENGO QUE VERLA YA!

Mis hermanas son fieles seguidoras de Isabel Coixet, pero yo nunca he visto una peli de ella O.o. hace dos semanas ha sacado una, que está ambientada en Tokyo! Desde luego, tenemos que hacer un maratón de ella ! xD

Un besazo !!!tQ