martes, 30 de agosto de 2011

Un vestido de domingo



Este es, sin duda, uno de los libros que más he disfrutado en el último tiempo. Con cada historia (cual de todas más graciosa, absurda y completamente ridícula) va contando historias de su vida, de su familia, de situaciones vergonzosas, de historias que le contaron, etc.
El libro consta de 22 historias, y para mí, la mejor de todas (o quizá la que más me hizo reír) fue "De seis a ocho hombres negros" sobre la historia del San Nicolás holandés y como es de diferente a Papá Noel. 
Creo que todo lector que precie un buen libro con anécdotas graciosas y el no parar de reír, este libro es totalmente recomendable.
De la historia "El cambio en mi" esta parte me hizo mucha gracia (Hablando sobre un hippy pidiendo dinero en la calle a la gente:

"El resto de la gente pasaba sin detenerse, pero aún asi era obvio que el hippy ejercía un extraño poder sobre ellos. ¿Algo suelto? ¿Diez centavos? ¿Veinticinco? Era una pequeña cantidad que implicaba una gran pregunta: ¿No te preocupas de los demás, tío? Creo que ayudaba el hecho de que guardara un sorprendente parecido con Jesucristo, quién, según los rumores, podía volver en cualquier momento"