sábado, 11 de mayo de 2013

Algo Nuevo, Algo Antiguo

Hoy ha sido un día raro. Llevo días con sentimientos mezclados. A veces decido algo, y soy firme, y estoy determinada a ello.. y luego me derrumbo. Por fuera aparento ser como Darth Vader (no lo digo por lo negra), pero al final soy un merengue. Espero lo mejor de las personas, sigo creyendo que todo es posible, que todo tiene solución, que hay finales buenos para todos. Aun no sé si existen los finales felices. Ni siquiera sé si me gustan los finales. Pero nada debería acabar. Las amistades, el amor, todo debería permanecer. No del mismo modo quizás, recuerden que los sentimientos cambian, pero en un mundo ideal, nadie debería llorar la perdida de alguien a quién quiere, estando vivo y a tan poca distancia. 
Lo sé, cambiamos a cada momento, queremos algo/alguien con tantas fuerzas, tenemos tanta esperanza y sueños y en un pestañeo se acaba. Lo entiendo, es normal. Pero las despedidas... son lo peor. Y en eso soy una experta. Por mi "loca vida viviendo en varios sitios" he vivido muchas despedidas, y son muy tristes. Por eso, nunca soy de despedirme a lo grande. Me gustan los pequeños detalles. Me vine de España y hubo mucha gente de la que no me despedí el día anterior. Pero lo hice antes, a mi manera. Tengo mi propio modo de despedirme. Contaré mi secreto:
Mira a esa persona a los ojos. Piensa en todas las cosas buenas, en todo, no te dejes nada. Agrega las risas, los momentos de amor/amistad, la diversión, las confidencias, los momentos perfectos donde fue necesaria una banda sonora imaginaria, la electricidad al mirarse a los ojos, el sentir a esa persona cerca, sin verla pero sabiendo que es a quién conoces tan bien. Guárdalo dentro de ti, y di a ti mismo: No lo olvidaré. Quedará en una parte de mi alma, siempre serás parte de mi. Aunque nunca más volvamos a vernos. Permanecerás en mi, del mejor modo. Todo lo bueno. Por que valió la pena. Cada momento, cada conversación, cada sonrisa, cada segundo.
Nunca termines las cosas de mal modo. Si acaba, intenta que sea de un modo amistoso, deseándose lo mejor. Por que algún día, se verán por la calle, sus miradas se encontrarán, y querrás correr y abrazar a esa persona y decirle cuanto lo has echado de menos. Y contarle todo lo que ha pasado en tu vida, e intentar retomar la amistad.
No soy cursi, no soy una soñadora. Simplemente creo en el amor, creo profundamente en la amistad. Creo que cuando dos personas que tiene buenos sentimientos se juntan, se cierra el ciclo. Son como dos mitades que se encuentran. No importa si luego no funciona o acaba, el momento perfecto pasó. Lo viviste. 
No llores por perder algo, llora porque fue genial, porque disfrutaste cada momento. Y sonríe, porque si esa persona está destinada a estar en tu vida, de algún modo volverá.
He pasado por eso. Personas que creí estarían conmigo toda la vida aguantando mis bromas, mis frases con doble sentido, mis guiños (más bien, el modo en que se desfigura mi cara), mi cariño, mi lealtad y mi amor, ya no están. Pero otras volvieron. 
No soy una santa, ni pretendo serlo. He cometido errores, pero intento aprender de ellos.
Aún ahora, a veces siento una fragancia, o leo una frase, veo una película o escucho una canción, o cualquier cosa, y recuerdo a esas personas que ya no están en mi vida. Y me da tanta pena. Lloro incluso. Fueron personas importantes, vivimos momentos increíbles. Pero acabó. Toda amistad es 50/50, pero pienso que pude hacer más. Pude poner mas de mi parte, pude... hacer las cosas de otro modo.
Todas las personas llegan a nuestra vida por algo. Siempre esperamos que se queden. Y cuando se van, dejan un enorme vacío. No hay nada que pueda quitar ese dolor.
Tiempo al tiempo dicen. Espero que sea verdad. Hay que esperar que las heridas sanen. Nadie sangra eternamente. La distancia ayuda, cura las heridas y te haces mas fuerte.
Pero nunca pierdo la esperanza. Podría ser que personas que se fueron, ¿vuelvan a nosotros?, ¿Es posible recuperar todo lo que tuvimos? Quizá no, esos momentos ya pasaron, nunca volverán del mismo modo. Pero las segundas oportunidades existen y son exactamente para eso: para hacer las cosas mejor, aprender de los errores y crear nuevos recuerdos, vivir nuevas aventuras. Encontrar eso que guardaste dentro de ti, todos los sentimientos, los momentos, las risas, las conversaciones profundas a altas horas de la madrugada, haz de recuperarla y volver a usarla.
Es posible. Todo lo que te propongas es posible, si de verdad crees en ello, si ves el lado bueno de las cosas y tienes fe en ti y en las personas.


 ***

P.D: hace un rato por casualidades de la vida, mientras buscaba algo en mi antiguo pendrive de libros y stuffs, llegué sin querer a una antigua carpeta donde tenía cosas que escribí hace años. Empecé a abrir uno por uno los doc.word por simple curiosidad. 
Solo escribía historias por diversión, pero luego me olvide de ello y me centré en otras cosas. Lo bueno, es que las guardé.
Y hoy las encontré, las leí y lloré. Y reí. Y... no son obras de arte, falta mucho por mejorar, hay cosas que cambiar, pero me siento tan orgullosa. Realmente había olvidado esas historias. 
Creo que son 7 historias. Algunas las había dado por terminadas, otras están en proceso. Y encontré la historia que hace unos años me hizo ganar un libro en un concurso. 
¿Como pude olvidarlo?
Estoy eufórica  Mi amiga Tere está aguantando mis neuras en facebook. Pero, me siento como cuando te reencuentras con un viejo amigo. Tengo la inspiración y las ganas de escribir. Siempre las tengo. Escribo cosas al azar,  poemas haiku, conversaciones ficticias. Diálogos en plan guiones, etc. Creo que va siendo hora de hacer algo. No digo que vaya a escribir un best sellers, pero.. es mio, son mis palabras, mis expresiones, parte de mi. 

Algo perfecto para este momento (Gracias Tumblr):