sábado, 10 de agosto de 2013

Last Friday Night


No le recomiendo a nadie eso de salir a bailar en pleno invierno y llegar después de la 5 de la madrugada a casa, para darte cuenta que tu gato tiene tanto frío que es incapaz de moverse de donde está acostado para darte la bienvenida a casa y que tiritando haces como puedes para encender el escaldasono y al fin acostarte en tu cama y dormir para siempre.
Lo que no mola nada es que te despierten temprano porque vienen visitas y tienes que estar presentable.
Mi estado era lamentable. Eso de no dormir las horas suficientes y bailar tanto causan estragos en mi persona. Mi cara era un poema y mi voz de lo más ronca, aunque de esto no me quejo porque me dio un aire de sensualidad (que puedo decir, siempre me han gustado las personas con la voz ronca) y creo que hasta me sentí más interesante, sumando mi voz ronca y puede que un poco de actuación de mi parte a la hora de hablar. Que le voy a hacer, soy una teatrera sin remedio.
Anoche estaba lista para irme, pero me quedé más de media hora (atrasándome) mientras chateaba con una amiga que no hacías más que advertirme que debía controlarme en hacer las maldades que según ella tenía pensado hacer. No se por quién me toma, si soy un ser dulce y gentil que nunca piensa en la maldá.

Y la muy $%&%$"#$" aprovechó ésta tarde para trollearme y preguntarme sobre lo de anoche y el típico: Sexo, drogas y rock and roll. Ella siendo la trollera que es quiso saber si eso fue a lo que me dediqué toda la noche, pero le recordé que lo mio sólo es bailar ridículamente y reír como patán. Nada de sexo y drogas, pero mucho rock and roll.

Siendo realista, nunca he sido fiestera. El punchi-punchi, más los olores a tabaco y alcohol no son mis preferidos, mi amiga Silvia puede dar fe de ello cuando pasábamos los fines de semana en mi casa, comiendo delicias, viendo películas y riendo como hienas, eramos capaces de rebobinar la escena una y otra vez y llorar de risa, en vez de salir de fiesta. El problema es que me gusta bailar. De ahí que cuando iba al colegio estuve un año en Danza Moderna y al otro año en Danza Contemporánea. Luego lo quitaron y las opciones eran el taller de Geografía (ewww), de Manualidades (lo tomé en otro año y aprendí a bordar) o de atletismo, así que, adivinen a cual fui a parar. 

No voy a negar que al principio no estaba muy convencida pero ese año fue uno de los mejores. Me mataba con los ejercicios y las carreras, pero lo pasé tan bien. Quizás ahora con todo lo hiperactiva que ando me hace falta algo como eso. 
En España estuve durante unos meses en un Gimnasio haciendo Spinning y ahí conocí el significado de piernas de gelatina de las que tanto hablan en las novelas románticas, no que me enamorara de algún profesor del gimnasio (para nada), si no que supe como es eso de no sentir nada de la cintura para abajo y sentir que en cualquier momento caerás porque tus piernas son incapaces de sostenerte. Esa fue la consecuencia de hacer más de una hora de bici a toda velocidad, con intervalos donde me mataba el maldito profesor y lo peor de todo es que de fondo ponía a Fito y los fitipaldis. Cabrón, ese tipo aún está en mi lista negra.
Todo esto llevó a dejar las clases de Spinning y decidirnos con mis amigas a hacer Aerobic. No duré mucho en eso porque me aburría. Luego de eso estuve un tiempo de vaga, y un tiempo después me volvió el amor por el deporte y el movimiento y salía a trotar con mis super shorts de running a las 8 de la mañana. En verano. Pueden pensar que es exagerado salir a trotar tan temprano en la mañana, pero era la única hora del día en la que no morías de calor porque ya a las 9 hacía un calor insoportable. Y después llegó Silvia, y no hubo nada que hacer: nos hicimos amantes de las bicis y el resto es historia.

*  *  * 

Cambiando de tema, hace un tiempo que encontré este canal en youtube y me hice fan. Me matan de risa con sus monólogos y sus temas interesantes. Uno de los que más me gusta es el de las inseguridades:




P.D: Nunca debemos olvidar que lo más importantes en esta vida es siempre ser uno mismo y no cambiar por los demás. Recuerden que somos únicos. Así que siempre se tú mismo. A menos que puedas ser Batman, en ese caso, sé Batman xD